Empresa

 

Historia Institucional

Cerámica Cunmalleu nace en el año  1966 en el Parque Industrial de la ciudad de Allen, Provincia de Rio Negro, con una capacidad inicial de entre 80 y 100 toneladas por día, con la incorporación de maquinaria española provista por la firma ICAM.

Los fundadores originales de la planta, toman la palabra Cunmalleu que en Mapuche significa “adobe cocido”, para nombrar esta industria que es pionera en la ciudad de Allen, lugar estratégico por la calidad de las arcillas que se obtienen en la zona.

Desde sus orígenes, la empresa ha elaborado ladrillos cerámicos huecos que abastecían las necesidades del mercado local, acompañando el crecimiento de la Región del Comahue, zona  que muestra un importante crecimiento demográfico.

Piero Astori,  con su incorporación como socio a través de la firma Palmar en el año 1983, imprime su sello personal al introducir mejoras tecnológicas que había incorporado en dicha compañía y que se habían desarrollado en Italia, aumentando la producción a 200 toneladas por día.

Al igual que Palmar S.A, acompañada de sus nuevos socios del Grupo Latercer, se inicia  una nueva etapa de inversiones a partir del año 2005, construyéndose una nueva planta totalmente automatizada con un horno túnel en el mismo predio del Parque industrial de Allen.

Estas inversiones permitieron cambiar un proceso intermitente a uno de producción continua con tecnología de punta y aumentar la producción en forma significativa, pasando de 5000  toneladas mensuales en 2005, a las 15000 que se elaboran actualmente.

Asimismo se desarrollaron nuevos productos que reúnen excelentes ventajas constructivas, como los ladrillos portantes a tubos verticales, que multiplican tanto la capacidad portante del muro, como su aislación térmica. También se comenzó con la producción en serie de ladrillos cerámicos para techo, dotados de un excelente comportamiento térmico.

Por último se incorporó un producto especial para  la zona  patagónica, llamado Doble muro, el que a pesar de tener tubos en posición horizontal, tiene una resistencia que le permite su utilización en viviendas de hasta dos plantas y es ideal para la construcción  en zonas de climas rigurosos.

Cerámica Cunmalleu S.A.I.C.A.I. es la empresa patagónica que ofrece al mercado de la construcción toda una gama de ladrillos cerámicos de excelente calidad.